Skip to content

Date archive for: septiembre 2015

La arquitectura civil y calles de la villa

Casa Consistorial En la Plaza de España ( antes Plaza de la Cons- titución ), se encuentra la Casa Consistorial de Escalante, magnífico edificio con elementos de diversas épocas. Probablemente el más antiguo sea un arco apuntado de largas dovelas bajo el soportal, del siglo XV. La fachada hecha en mampostería, con su bello pórtico, es obra del siglo XVI, destacando los amplios arcos escarzanos. Durante el siglo XIX, alojó a tropas españolas y francesas y después cumplió funciones como posada, bodega y cala- bozo. Todo ello precisó que a finales de siglo se realizaran importantes reformas y reparaciones. En el interior del Ayuntamiento se encuentra un importante Archivo Monumental que recoge do- cumentos sobre la villa desde el siglo XVI. En cuanto a la Plaza de España, podemos afirmar que es el centro social y administrativo de Escalante, muy amplia y hermosa. Posible- mente cerca del ayuntamiento estuvo la torre de la familia Ceballos. En esta plaza confluyen varias calles, llenas del sabor popular de una villa con un relevante pasado medieval, como es el caso de las calles Ramón y Cajal, Sol, General Dávila o la calle San Juan, nuestro próximo destino. Palacio de los Guevara Continuamos el recorrido por la villa de Escalante en la Calle Mayor, ya citada en el siglo XVI y que probablemente ya era conocida así en la Edad Media. Por esta calle se extendía el conjunto se- ñorial de la familia Guevara, uno de los linajes más importantes de esta zona de Trasmiera. Pese a los profundos cambios que ha sufrido la Calle Mayor en época moderna, se siguen conser- vando el Palacio de los Guevara y la casa de Agüero, con su hospital para peregrinos. Las armas que figuran en el Palacio de los Gue- vara corresponden a la familia del mismo apellido, condes de Escalante desde 1627 y a la familia Santelices, marqueses de Chiloeches. En el escudo, que viene timbrado con corona de marqués y montado sobre la Cruz de Santiago, se observa en los cantones superior derecho e inferior izquierdo un castillo donjonado ( armas de Santelices ), en los cuarteles tres bandas cargadas con cinco armiños y cinco paneles en sotuer ( armas de Gue- vara ) y en punta las armas de Velasco. El edificio es del siglo XVII, de planta rectangular, con dos pisos y arcaduras sobre pilares cuadrados. Antiguamente contaba también con dos torres en los laterales. Al parecer, los Guevara son una estirpe muy antigua, que tras genera- ciones heredó posesiones en Escalante. Según García Salazar: "De la generación de los dose Pares de Francia, vino un cauallero que pobló en Alava, que traya las armas que traen los Duques de Bretaña, e fizo el castillo que llaman Altamira e palacios de Guevara".   Casa de los Agüero Aún en la Calle Mayor, encontramos la casa de los Agüero, un conjunto formado por la casa de este linaje en Escalante, la ermita de Nuestra Señora de Consolación y el lugar donde estuvo un antiguo hospital para peregrinos. La ermita fue fundada por la familia Guevara a principios del siglo XIV y tras estar más de un siglo en estado ruinoso se reparó en torno a 1950. Nada queda ya del hospital para peregrinos que había en Escalante. En cuanto a la casa de los Agüero, es un edificio construido en la segunda mitad del siglo XIX. Casa de Lamadriz La calle Ramón y Cajal es una de las principales de Escalante. A lo largo de la misma podemos ver diversos ejemplos de casas del siglo XIX y principios del XX. Pero sin duda, la más destacada es la casa de la familia Lamadriz, una de las más antiguas de Escalante, posiblemente de finales del siglo XVI y unos de los poquísimos ejemplos de arquitectura civil que de este siglo se conservan en Cantabria. La casa tiene dos pisos de mampostería y portadas de arcos escarzanos, además de un escudo en una esquina con águila explayada, árbol, castillo donjonado y ondas de aguas ( armas de Lamadriz ). El mirador de la fachada y los de los laterales son añadidos posteriores. Una prueba de la importancia de este linaje en Escalante es el hecho de que poseían una capilla en la iglesia parroquial. Calle San Juan Se trata de una de las calles con más sabor popular de Escalante. Está formada por una preciosa alineación de casas típicas, con sus solanas montañesas, todas orientadas hacia el este. En la Calle San Juan encontramos desde cons- trucciones de principios del siglo XX hasta casonas nobles del siglo XVIII. De entre estas casas más antiguas, destacaremos dos: La primera conserva de principios del siglo XVIII el piso inferior, con un bello arco carpanel. El piso superior con solana debió ser reformado a principios del siglo XX. La otra casa está al final de la calle. Se trata de una casona noble aunque no sabemos a que familia perteneció. El soportal tiene dos arcos carpaneles sobre pilar toscano.   Otras calles de Escalante Muchas otras calles cercanas a la Plaza de España merecen ser visitadas por conservar edificaciones de los siglos XVII y XVIII, así como elementos góticos en puertas y ventanas, testimonios que aún perduran del Escalante medieval. Calle Puente Somaza Muy próxima a la casa consistorial está la calle General Dávila, con algunas de las casas más antiguas de Escalante. Así encontramos una casa con soportal en el piso bajo, apoyado sobre un tosco pilar de cantería. El piso superior tiene pocos vanos y la entrada viene adornada con un arco escarzano, pudiendo datar la obra original del siglo XVII. Las calles de La Bien Aparecida ( patrona de Canta- bria ) o Trasmiera ( demarcación territorial en la que se encuentra Escalante ) son buenos ejemplos de hi- leras de casas populares del siglo XIX con sus ca- terísticas balconadas de madera. La calle Puente Somaza, citada ya en 1595, sigue manteniendo su peculiar encanto con algunas casas del siglo XVIII en las que destacan las portadas de arco carpanel. Calle de la Bien Aparecida La calle de la Audiencia toma su nombre del edificio que aquí se encontraba. Ya es citado en el siglo XVI, como el lugar donde el escribano desempeñaba su oficio. Actualmente, se conserva un edificio de importantes dimensiones y forma cúbica que parece datar de finales del siglo XVIII o principios del XIX. Posiblemente se trate de la reedificación de la citada Casa de la Audiencia. Otros barrios: Casonas y arquitectura popular Casona de Jado Visitando otros barrios alejados del núcleo central de la villa de Escalante descubriremos una bella arquitectura popular, destacando como ejemplo la pequeña plazuela que formas las casas de Noval o alguna casa de pescadores en el barrio de Riaño. La cabaña ganadera también aparece representada en las praderías de Escalante. Muy destaca- do es el barrio de Baranda, donde se encuentran mas caso- nas nobles. como las de Jado, Castillo, Venero o Puente Somaza. En San Pedro, se encuentra la casa escudada de Santelices, junto a la capilla, prácticamente en ruinas. An- teriormente existió aquí la torre de Santelices. Más informa- ción en la sección de barrios. Barrio Noval Barrio Noval Cabaña en la Mies de Castanedo Molino de Cerroja Concluimos el repaso monumental con el molino de Cerroja, un mo- lino de marea de los varios que existieron en Escalante y posible- mente el más antiguo de Europa. Se tiene constancia de que ya estaban en funcionamiento en el año 1047, simultáneamente a los aparecidos en el Adriático y anteriores a los construidos en Dover. Aprovechando las mareas y la presa que le rodea, almacenaba el agua que permitía después mover las piedras que molían los ce- reales y generaban las diferentes harinas que servían de sustento para la población de Escalante y también de la comarca. Estuvo operativo hasta mediados del siglo XX, al igual que otros molinos, estos fluviales, de los que también se conservan restos, caso del de Riomolino. El molino de Cerroja fue restaurado recientemente.

Cómo llegar a la Mies de Castanedo haciendo senderismo

Este recorrido rodea la mies de Castanedo, una hermosa campiña ubicada en plena Reserva Natural de las Marismas. No tiene dificultad y sus 2.600 metros se recorren en menos de dos horas. El punto de partida es el sitio denominado Fuente Nueva, cuyo camino se inicia en un camino inmediatamente después del cruce de Montehano en la carretera que va de Escalante a Santoña. Es un paseo hermoso y tranquilo, perfectamente señalizado y con numerosos bancos en los que descansar. Partimos de una zona arbolada para tomar el primer camino a nuestra derecha, donde nos empieza a llamar la atención la utilización de las abundantes rocas calizas de estos terrenos para construir vallas o linderos entre las di- ferentes fincas, algo muy característico en toda Cantabria y en la España húmeda. Más adelante podemos ver unas rocas que afloran en los diferentes prados, las lastras a las que nos referimos en otra de nuestras rutas, y que in- dican que en el suelo existe una masa rocosa que algún día fue un fondo marino. Asimismo, llama la atención la gran cantidad de arbolado autóctono que uno puede encontrarse a medida que va caminando, como una hermosa cagiga o roble que aparece a la izquierda de nuestra senda. Vemos que está en medio del prado, redondedada por arriba y plana por debajo debido al roce a que es sometida por el ganado. Desde tiempos inmemoriales, las gentes de Escalante han mostrado respeto y veneración por sus cagigas. Es un árbol simbólico, como un tótem que repre- senta la temporalidad de la vida humana frente a la eternidad de la naturaleza. Hasta tal extre- mo llega este aprecio, que según testimonios de los mayores del pueblo, a principios del siglo XX, años 20-30, un alcalde acabó en la cárcel por ordenar la corta de unos robles en el sitio de Seles, de donde salió una copla que decía así: "Por eso de las cagigas ya nadie quiere ser alcalde, porque al alcalde que había le metieron en la cárcel" ( Testimonio oral de Ramón Ruiz ). A medida que nos adentramos en nuestro camino segui- mos viendo algunos hermosos ejemplares de chopos, sauces, castaños, avellanos..., restos de los frondosos bosques que una vez fueron estas tierras y que posterior- mente fueron destinadas a praderías por sus habitantes para aprovecharlas mejor con fines agrícolas y ganade- ros. Nuestro siguiente punto de referencia es otra cabaña para el ganado situada a la izquierda del camino antes de iniciar la bajada al barrio de Riaño. Merece la pena desviarse a la derecha antes de la cabaña para ver la fuente de Rodiles, un lugar milenario en el antiguo camino a Montehano y que conducía a un puente romano tristemente destruido a mediados del siglo pasado. Seguimos para ver cómo a ambos lados del camino, los prados se extienden hasta alcanzar los montes Llosón y Montehano. Estas dos prominencias geológicas hace aproximadamente ciento veinte millones de años se encontraban en el fondo del mar. Antes de llegar a Riaño y a sus casas de pescadores giramos a la izquierda para dirigirnos al barrio de Carramigel. Antes de llegar a este, junto a un pequeño huerto al borde del camino, encontramos otro árbol mitológico y lleno de simbología en Cantabria: el saúco, un arbusto de grandes hojas que en primavera aparece repleto de flores blancas. Torcemos luego a la izquierda nuevamente para adentrarnos en un pequeño bosque que es como una isla en medio del mar de verdor que constituyen los prados que lo rodean. En él podemos ver casi todas las especies arbóreas autóctonas que hay en Cantabria, y de las que ya hemos visto ejemplares ais- lados en nuestro paseo. El camino continúa casi paralelo a la carretera comarcal de Gama a Santoña, con lindos prados a derecha y a izquierda en los que no es difícil encontrar pas- tando ovejas, vacas y caballos. Finalmente, llegamos al punto donde iniciamos el recorrido dando por concluida la ruta.

Rutas: cómo subir al Montehano

Montehano es un pequeño monte cónico ubicado en el término municipal de Escalante, en el cora- zón de la Reserva Natural de las Marismas. En la antigüedad fue considerado sagrado ( Hano vie- ne de fanum, lugar consagrado en latín ) y al pa- recer, pudo haber un castro cántabro en la cima. Lo que hoy encontramos son las ruinas de un castillo muy antiguo, del que apenas queda na- da. Para comenzar, tomamos la carretera de Cicero hacia Santoña ( CA-241 ) que atraviesa las ma- rismas. Frente al convento de Montehano se en- cuentra una cantera. El camino de ascenso está entre el frente de la cantera y las instalaciones de machaqueo, subiendo entre ambos una pista de fuerte pendiente. Hay que seguir por este camino durante unos pocos minutos y luego tomar una senda a la derecha que se puede pasar por alto facilmente. Si empezamos a des- cender y pasamos junto a unos polvorines es que nos hemos pasado el camino, por lo que hay que retroce- der unos metros hasta encontrarla. Ya en este sendero, ascendemos entre espesa vegetación hasta pa- sar junto a unas trincheras de la Guerra Civil desde donde divisamos la ría de Escalante. Poco después habremos llegado a la cima de Mon- tehano (186 metros), destacando allí una gran cruz y los restos del antiguo castillo.

Mensaje del alcalde a los internautas

El alcalde de Villa de Escalante nos da así la bienvenida: En mi calidad de Alcalde de la Villa de Escalante, y en nombre de todos sus vecinos que me honro en representar, quiero dar la bienvenida a todos los visitantes a nuestra página web. A través de ella, pretendemos abrir una ventana al mundo que permita conocer la actualidad, la historia y los principales atractivos de nuestro municipio. Escalante es una villa casi milenaria, repleta de tradiciones y de restos históricos, culturales y arquitectónicos que atestiguan su importancia en siglos pasados. Al mismo tiempo, es una tierra habitada por gente emprendedora y con ganas de avanzar hacia un futuro de progreso y crecimiento en los próximos años. Su incomparable marco natural, la calidez de sus vecinos, el alto grado de conservación de su casco histórico y de sus pintorescas calles y plazas, y las múltiples posiblilidades que ofrece para el descanso y el ocio, son nuestros principales activos para garantizar ese objetivo. Mi deseo es que todos los que a través de Internet os detengáis en estas páginas os llevéis una imagen de lo que es el Escalante de hoy, de ayer y de mañana. Que nos conozcamos mejor y que os sirva de estímulo y reclamo para que en una próxima visita comprobéis de primera mano todas nuestras virtudes. Os esperamos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies